Sunday, October 20, 2013

El “model sanitari català” - Expedición de Datos

En mi entrada anterior os hablé de la Primera Expedición de Datos en Barcelona que contribuí a organizar este fin de semana y de la estupenda presentación que nos hizo un médico en activo sobre el sistema sanitario catalán. Su presentación fue fundamental para que algun@s de nosotr@s definiéramos qué datos queríamos investigar.

El doctor nos explicó cómo en el modelo sanitario catalán conviven tres proveedores diferentes de servicios de salud.



En primer lugar está el ICS o Institut Català de Salut, que se creó cuando se hicieron las transferencias de competencias del Estado a Catalunya a principios de los años ochenta. Es enteramente público, sus trabajadores son funcionarios y tiene un presupuesto cerrado, sin capacidad de endeudarse. “Si se rompe alguna máquina, tienes que esperar al año siguiente”, dijo. “En el ICS se invierte lo mínimo”.

Como la red del ICS era insuficiente, el Departament de Salut absorbió una red de hospitales y ambulatorios de propiedad privada o municipal de magnitud diversa y agrupó estos y los del ICS en la XHUP (Red hospitalaria de utilización pública).

Desde entonces, los hospitales que fue creando la Generalitat no fueron centros públicos sino entidades privadas de gestión pública o consorcios en los que es accionista mayoritario.



A partir de la creación en 1990 del Servei Català de la Salut (CatSalut) las tres actividades fundamentales del Departament de Salut se reparten como sigue:

planificación – Departament de Salut
compra – Servei Català de la Salut (CatSalut)
provisión de servicios sanitarios
  1. Centros del ICS (a quien CatSalut compra servicios con presupuesto cerrado)
  2. Consorcios o entidades públicas de derecho privado del CatSalut, en los que la Generalitat es socio mayoritario, a los que compra por convenio o concierto (pagando un tanto por paciente, por estancia médica, por acto médico..)
  3. Empresas privadas (mismo acuerdo que con los consorcios)
La similitud entre centros del ICS y Consorcios es que ambos cuentan con el aval de la Generalitat. Pero la diferencia es que los Consorcios prestan servicios con un presupuesto abierto y además, y ESTO ES FUNDAMENTAL, pueden endeudarse gracias a dicho aval.


En teoría se necesitaba la autorización del CatSalut para endeudarse. La Intervención de la Generalitat y la Sindicatura de Cuentas garantizaban la transparencia y viabilidad del sistema.

¿Qué ocurre en realidad? Pues que, según el doctor que hizo la presentación, "el modelo es un fracaso porque los gestores son políticos que rotan entre organismos de la Generalitat, entidades públicas y privadas".

Los centros del CatSalut se van haciendo más y más grandes, se crean grupos y se hacen contrataciones a dedo a empresas que algunos gestores crean para autoprestarse servicios tan variados como: transporte, jardinería, urbanismo, hostelería....



Y algunos gestores se enriquecen a costa del erario público. Con el paso del tiempo se abren un montón de casos judiciales por corrupción y malversación de dinero público. Se imputa a altos cargos del Departament de Salut como Josep Prat,  Carles Manté, Ramon Bagó, Xavier Crespo. Surgen otros escándalos como el del Hospital de Sant Pau.

Lo peor es que las cuentas de todo aquello que depende del Servei Català de la Salut siguen siendo opacas. SE DESCONOCE a cuánto asciende su deuda. No quieren revelarlo.


En próximas entradas hablaré de qué investigaciones se definieron durante la Expedición de Datos.  

1 comment:

  1. La primera versión de este artículo tenía como título El estrepitoso fracaso del "model sanitari català" y "estrepitoso" calificaba a fracaso en el párrafo que se inicia con ¿Qué ocurre en realidad? En este párrafo no había entrecomillado. En una nueva revisión, me parece injusto respecto a los excelentes profesionales que impulsan una medicina de calidad a diario desde sus puestos de trabajo.

    ReplyDelete