Friday, September 14, 2012

Investigar no es fácil


Ser investigador en España no es fácil. Hace años tuve un amigo biólogo devoto de su trabajo de becario mal pagado en la Universidad. Después de años de sacrificio, acabó su doctorado cum laude. Finalmente se casó con su novia y, tras unos meses de profesor de ciencias y una oferta de trabajo estable, renunció a la investigación para dedicarse a la docencia y a su creciente familia. Si te dedicas a la ciencia, la revista New Scientist  está haciendo un estudio sobre salarios al que te puede interesar responder. El gobierno español tiene un tradicional desprecio a la inversión en investigación y desarrollo.

La estructura del ADN, descubierta por James D. Watson y Francis Crick en Cambridge. Escultura allí, donada por el primero.

En la Universidad de Cambridge (aquí podéis leer Cambridge for friends) ha habido y hay unos cuantos españoles, y da la casualidad de que dos investigadores creativos y críticos en los que he reparado últimamente han pasado por esa Universidad.

Después de haber sabido cómo funciona, me merecen un respeto aun mayor, porque no creo que admitan a nadie que no sea, simplemente, brillante. Uno de los investigadores se llama Alberto Sicilia, es doctor en Física y le escribió esta carta a Francisco Camps con motivo de su doctorado

Lo hizo desde su blog principia marsupia. A día de hoy, su última entrada es ¿Y si en vez de EuroVegas construyésemos EuroHarvard? No lo perdáis de vista.
El otro español es biólogo, se llama Francisco J. Hernández y pertenece al grupo de trabajo de CircuitosNeurales: diseño, función y evolución. Un año atrás, desde su blog resistencia numantina puso en marcha la propuesta de que el gobierno incluyera una casilla para destinar el 0,7% de la recaudación del IRPF a la investigación.

Ahora la petición está cerrada pero desde aquí quería informar sobre esto para aportar mi granito de arena.

No comments:

Post a Comment